5 de febrero de 2012

Hoy ha vuelto a llover

La lluvia se ha hecho presente.
Los sentimientos se disparan.
El pasado ya es historia. Y no ha de regresar.
Todo va hacia adelante.
En días buenos.
En pesadillas diarias.
En la alegría de un notición o
en la tristeza de un fatal novedad.

Solitario por el sendero.
Las hojas ya se cayeron.
Deseo regresar a casa,
sentirme confortable.
Ha sido un largo recorrido,
mucho tiempo en la intemperie.

Mi alma busca un destello en la oscuridad.
Los recuerdos y tu rostro se entremezclan.
Abrumado y bendecido. 
Antes por el bosque, ahora en la costa.

Deseo regresar a casa y encontrarme a mi mismo.
Deseo regresar y sentir el calor de tu presencia.
Deseo entrar por la puerta y encender una nueva vela.
Oh Dios mío, sabes que te necesito.

Y hoy todo lo que escucho, leo, veo  o siento,
me recuerda a ti.


2 comentarios:

Salvador dijo...

Me gusta, se me hace vital ese encuentro personal que desde mí me lleva a Ti, Señor.

Vivir en tu presencia es lo que hará que pueda realmente encontrarte.

Publicaré mañana en "yo soy creyente católico", una reflexión que enlazo a la tuya.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

Rayader dijo...

Gracias por tu comentario y enlace. Necesitamos saber disfrutar de la vida de una manera diferente, buscar en las raíces de nuestra persona y encontrarnos con ÉL.